Skip to content

Básquet

para todos

El Proyecto

En los barrios Ita Paso, San Isidro y San Pedro de la ciudad de Encarnación hay más de 500 chicos y chicas que juegan al básquet. Entrenan, aprenden técnica y táctica. Sus familias los acompañan. La fotografía es impactante: el rol social del deporte genera una transformación que se percibe día tras día.

En las personas que participan. En los hogares. Incluso en los comercios. En los kioscos y almacenes ahora se venden productos de básquet, desde camisetas hasta accesorios. En un año tomó impulso real el proyecto que apareció en una charla que se extendió durante días y noches. Joselo Peña y Francisco Gasha hicieron nacer la idea. Después, los pies en el piso y a caminar. Caminaron mucho. Así construyeron el PRODE, como una organización sin fines de lucro que trabaja en tiempo presente y dialogando con la tradición. Encarnación es la ciudad que tiene más cantidad de títulos de básquet ganados en la historia de Paraguay.

Estos chicos y chicas llegaron descalzos, algunos sin nunca haber visto a un médico. Joselo y Francisco se encargaron de que todos se realizaran un chequeo y recibieran la indumentaria necesaria para jugar. A las camisetas y el calzado deportivo se le suma el material didáctico para las prácticas y la formación permanente de los entrenadores. También la organización. Hay horarios de entrenamiento, hay una planificación, hay, sobre todo, un seguimiento. El PRODE es una maquinaria que tiene que funcionar con la mayor exactitud posible. Es mucha gente, adentro y afuera de la cancha.

El deporte puede ser una forma de entender la vida. El cuerpo, la mente, el uso del tiempo, la templanza de las emociones, la construcción de los vínculos, la competencia, la enseñanza, el aprendizaje. Todo sucede adentro de una cancha. El deporte es un laboratorio social complejísimo, capaz alcanzar niveles místicos. En el respeto por una camiseta está también la esencia que nos hace humanos: un grupo de personas que comparte pasiones. El deporte es la herramienta de inserción social más efectiva que existe. Y la más hermosa.

Vayamos a la ciudad de Encarnación de hace quince años. El desarrollo de la represa hidroeléctrica Yacyretá generó una subida del río Paraná que inundó más de 840 kilómetros cuadrados de superficie. Esa estampida se llevó puesta la zona baja de la ciudad, donde estaba el casco histórico. No quedó ni una casa en pie. Las 8900 familias que vivían ahí fueron trasladadas hacia la periferia. Así comenzaron a expandirse San Isidro y San Pedro. Estaba todo por hacer. Por rehacer. Los clubes donde entrenaban los chicos y las chicas de la zona baja también se relocalizaron, pero lejos de su comunidad, lo cual dejó un vacío a nivel social, tanto en lo deportivo como en lo identitario.

Las tardes se anuncian con la llegada de los primeros grupos de entrenamiento. Los balones comienzan a picar y los cuerpos se mueven con un objetivo definido, esquivan conos, bajan rebotes. Un equipo de entrenadores y entrenadoras dan las consignas para darle vida a las prácticas. El dominio del juego mejora cada día y de a poco definen su forma los equipos para competir con otros clubes. Los Teros en San Pedro, Los Canes en San Isidro, Las Águilas en Ita Paso. Es una belleza verlos jugar. Esos chicos que hace pocos meses nunca habían picado una pelota, hoy están luciendo una camiseta y un par de zapatillas, abrazados con otros amigos del barrio. Ahora, con una meta en común. Eso es el PRODE también: la construcción de un objetivo. Tener algo para hacer y disfrutar haciéndolo.

Este proyecto no tiene comparación con ninguno en América Latina. La idea ahora es mantenerlo y expandirlo. El básquet es nuestra herramienta para mejorar la sociedad y hacer crecer el deporte. Por el momento, estamos en dos barrios, donde los chicos, las chicas y las familias nos reciben todos los días. El objetivo en el mediano plazo es desembarcar en un barrio más. El trabajo es permanente. Lo físico se encuentra con la contención psicológica. Muchas veces hay que respirar hondo. En los barrios se escuchan historias profundas. El PRODE ocupa un rol estratégico en esas narraciones, en especial cuando cuentan de las sonrisas y los partidos del fin de semana. Jugar es una oportunidad. Por eso estamos. Por eso seguimos.

Amamos el básquet.

Leer más

Con tu colaboración le damos contención a más de 500 chicos y chicas que construyen un presente mejor a través del básquet.

Transferencia

Efectivo

Bancard

Tarjeta

Recibimos a la ministra de Salud, la Dra. María Teresa Barán, y al ministro de la Niñez y la Adolescencia, Walter Gutiérrez.
La Fundación EH impulsa el futuro deportivo y social de la ciudad con una gran donación al PRODE
El intendente de la ciudad, Don Luis Yd, junto a los fundadores del PRODE, celebraron un convenio marco de cooperación entre la Municipalidad y el PRODE.

Newsletter

Los fundadores del PRODE, Joselo Peña y Francisco Gasha, contaron cómo nació y se desarrolla el proyecto en la ciudad de Encarnación.
Más de 250 chicos y chicas de los barrios San Isidro y San Pedro son parte de este programa deportivo y social.
Ya era una necesidad que los jugadores y las jugadoras tuvieran su ficha para poder competir.

Contacto

contacto@prodebasquet.com Icono de copiar